KRP: con fails innecesarios

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Hay elementos de educación mínima que debemos cuidar para mantener nuestra labor de promotores del Software Libre. Así que deberíamos tener reglas, por ejemplo:

Regla 8.10: Uno no insulta al anfitrión en su casa. Uno no dice que los laboratorios de la Universidad estan llenos de software ilegal, aunque usemos eufemismos como piratas. Uno no invalida el trabajo del anfitrión en legalizar sus estaciones de trabajo ni procurar las alternativas libres. No es un individuo que decide cambiar su laptop, es una institución, y en velocidades institucionales paso de tortuga es más veloz que los caracoles.

Regla 9.04: Uno no propone anti-valores bajo techos cristianos. En una Universidad que procura sembrar valores, que se ha comprometido públicamente a publicar sus investigaciones bajo licencias de Creative Commons, uno no debe promulgar hacer copias ilegales de contenidos con derechos de autor restringidos. No es bueno decirle a la gente “estas son la herramientas para piratear películas”, cuando deberíamos estar diciendo estas son las herramientas para crear contenido nacional, para dejar de ser consumidores y producir cultura.

Regla 9.10: Uno no deja prueba de conductas delictivas. Menos se hace de gratis. Cual es la necesidad de mostrar Windows en Virtual Box en una presentación de entornos de trabajo? Absolutamente innecesario. Fuera de contexto y de remate acotado para eliminar todas las dudas: “Esta es un versión pirata.” Ahora todo mundo puede señalar: “Mirá, ahí va el pirata!” Cual es la ganancia? Es algo de ego? Para poder decir: “Yo puedo usar Virtual Vox.” Por qué no mostrar algo bien cool? Por ejemplo el entorno de las OLPC en un virtual box? No es mejor que digan: “Mirá, ahí va el maje de la OLPC”

El problema además no es que hayan ciertas personas que no reflexionan sobre sus palabras y actos. Ellos están siendo exponentes de la comunidad, nos representan. Ellos están pagando mal la apertura que nos dio la UCA para nuestros eventos y nos hacen quedar mal a todos. Aquella batalla que libramos por decir que software libre es Legal, que es un asunto de principios, queda todo empañado.

No es el punto si lo hemos usado software o contenido ilegal en algún momento, si estamos libre de pecado o no. El punto central es que cuando estamos al frente dando una charla, tenemos que recordar que no solo hablamos por nosotros, hablamos por toda la comunidad. Tenemos que formar una nueva generación y debemos ser consientes.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone