Churrasco de Confraternización.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

El viernes 29 por la noche, al salir de FISL nos llevaron a un centro de canchas de mini futbol. Aqui estamos invitados a participar por el grupo tchelinux. Los argentinos regresan al hotel, asi que pense que era buena idea enviar mi laptop para allá. Mala idea, habia wifi y la comida tardo en salir. Hay cerveza gratis así que los ánimos suben bien rápido. La primera etapa es de fotos modelando las camisas de tchelinux. Este lugar esta realmente frío. Luego comienzan a salir platos para ir picando, pero el hambre aprieta. Finalmente quede en una mesa de vegetariana. Un brasileño y yo quedamos en una mesa suelta y nos pusieron un azafate de ensalada y otro de papas con mayonesa. Como eramos solo dos la carne tardó en llegar. Estaba bien rica, no tan abundante ni variada como en el rodizio, pero realmente rica.

Luego salió el discurso. El Churrasco de Confraternización surgió como una alternativa a la cena de los conferencistas. Esta última era bien cara y dejaba excluida a mucha gente del FISL, asi que desde el cuarto FISL organizan esta cena alterna la cual estaba bien concurrida. Los fondos que se recaudan, ayudan a las actividades. Este año están cerrando 12 visitas en Rio Grande del Sur, incluyendo una en el estado vecino de Santa Catarina. Luego emprendió contra Lula, quien es posterior al FISL y al Churrasco. Parte de la molestia se centra en que el grupo estaba pagando una mesa de las más pequeñas, y se suponía que la venta de camisetas les ayudaría a cubrir los costos. Con la visita de Lula, las ventas del día se volvieron nulas.

La noche siguió su curso donde los borrachos llegan al punto donde dejan de ser graciosos para los sobrios. Al menos logré averiguar que Porto Alegre si es puerto, pero que no tiene playa. Queda al margen de un inmenso río que da a una bahía. Finalmente se armó el viaje al hotel, y si adentro hacía frío, afuera era peor. Puestos en el hotel el grupo decidió ir a bailar, y yo decidí ir a dormir. Hubiera trabajado en mis reportes, pero mi laptop estaba con Matías.

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone